Ciudad de Marcos Juárez

Historia

» Don Marcos Juárez
» La Posta Espinillo
» La Estación Espinillo
» La Villa Marcos Juárez

Don Marcos Juárez, figura de influencia en la zona hacia 1887, razón por la cual su nombre fue impuesto a la Villa.

El Fundador de la ciudad
Don Marcos Juárez


Marcos N. Juárez nació en la ciudad de Córdoba el 10 de enero de 1843, de la unión de Marcos Juárez y Luque, con Rosario Celman Argüello, siendo apenas un año menor que su hermano Miguel. Su infancia transcurrió en Río Cuarto, al lado de su abuelo materno don José Celman.

En 1869 contrajo matrimonio don Marcos con doña Claudina Revol, de dicha unión nacieron seis hijos. Para esa época se estableció al norte de Santa Fe, donde se dedicó a la cría de ganado. Años más tarde con la pequeña fortuna obtenida fruto de su esfuerzo compró la estancia "Los Perros" en las inmediaciones de Fraile Muerto.

En 1880 resolvió radicarse en Córdoba, vendió sus campos del sur y con el producto obtenido adquirió, junto con Ramón J. Cárcano, Antonio Rodriguez del Busto y Luis Cremades, toda el área de terreno que hoy ocupa el barrio de Alta Córdoba.

Su carrera política se inició cuando fue nombrado Jefe Político del Departamento Unión. Ya en Córdoba es elegido Concejal de esa ciudad. En 1883 forma parte de la Convención Reformadora de la Constitución y por ese tiempo también, fue designado senador por el Departamento Calamuchita; a pesar de no ser oriundo de la zona.

Un año después el gobernador Gavier lo designó como jefe de policía de la capital. Fue entonces cuando don Marcos ya dispuesto a actuar decididamente en política resolvió fundar la asociación "La Cadena" formada por agentes de policía secreta y con objetivos eminentemente políticos.

Los métodos de acción utilizados por esta asociación fueron el terror y la violencia y su influencia fue tal, para fines de la década del ochenta, que se la llegó a considerar como el verdadero baluarte del sostenimiento de los Juárez en el poder.

En enero de 1887 fundó la Sociedad "El Panal", club que nucleaba a la intelectualidad del momento como así también a comerciantes y pequeños propietarios. La mayoría de sus miembros pertenecía además a la logia masónica "Piedad y Unión Nro. 34" de la que era miembro activo don Marcos. Este tuvo en su poder todas las decisiones del club, siendo de hecho su director, Nadie discutió jamás ninguna de sus órdenes actuando como un verdadero caudiIlo.

Al hablar de la división del Departamento Unión señalamos que una de las partes se denominó Marcos Juárez. Coincidentemente en ese año el Departamento Río Cuarto fue dividido en tres partes: una mantuvo ese nombre y las restantes se llamaron General Roca y Juárez Celman. Es fácil advertir que la obsecuencia política y el personalismo estaban presentes cuando se decidió elegir los nombres de los nuevos departamentos provinciales, actitud que por otra parte se observaría al colocar esos nombres a localidades, plazas, calles y mercados. 
También por estos años comenzaron a figurar en todos los planos de las villas proyectadas barrios con el nombre "El Panal" como un homenaje al club de la capital cordobesa.

Es importante señalar que dentro del Club funcionaba una logia masónica y secreta, independiente de la mencionada y de igual nombre que el club, la que participó en la gestión y control de numerosos hechos de la época, saliendo de su interior precisas directivas destinadas al Partido Autonomista Nacional y a sus hombres en las Cámaras y en el Gobierno Provincial. Desde "El Panal" se planificó la campaña contra Olmos la cual rindió sus frutos en abril de 1888 al ser destituido el gobernador a través de un juicio político.

La hora de Marcos N. Juárez se aproximaba y a si el 10 de enero de 1889 el Colegio Electoral consagraba la fórmula postulada por el Partido Autonomista Nacional. Como en todas las campañas políticas de entonces hubo una gran presión oficial en su favor.

El 17 de mayo de ese año Marcos Juárez asumía como gobernador de la provincia acompañado por Eleazar Garzón. Durante su corta gestión se construyó la estación del Ferrocarril Central Córdoba, se continuaron con los trabajos del nuevo teatro y la penitenciaria y los diques San Roque y Mal Paso estaban próximos a ser inaugurados. Se ordenó levantar un censo general de población por ley del 6 de septiembre de 1889 y se organizó el sistema de tranvías a caballo que unía el centro de la capital con la barriada de Alta Córdoba.

La crisis económica que asolaba al país en el noventa, incidiría en la política; el Unicato que hasta ese entonces parecía inconmovible comenzó a sentir los embates de la oposición aglutinada en la Unión Cívica. 

Esta oposición no era sólo al gobierno de don Marcos en Córdoba sino que se sentía con igual intensidad en el resto de la República. Era evidente que se estaba frente al desenlace de un gran conflicto. A los pocos meses la revolución del 90 pondría fin a la carrera de los Juárez y don Marcos fue obligado a renunciar siendo reemplazado por el vice-gobernador.

Luego de estos hechos "El Panal" empezó a languidecer hasta cerrar sus puertas. Don Marcos volvió a la vida privada dedicándose a las tareas del campo como lo hiciera en su juventud. Al tiempo fue visto por sus adversarios como un gaucho venido a la ciudad, con arraigadas costumbres camperas. Es conocido que siendo jefe de policía, solía recorrer las calles vestido de paisano y montado a caballo; también su afición por la taba lo llevó a implantar ese juego en el club "El Panal".

El 25 de marzo de 1900, un derrame cerebral le produjo la muerte.

Los orígenes de Marcos Juárez
La Posta del Espinillo

La actual ciudad de Marcos Juárez nació con el nombre de Estación "Espinillo" al construirse la línea férrea destinada a unir Córdoba con Rosario. Antes de la llegada de los rieles el sureste de la provincia era una inmensa sabana incultivada e inhóspita, sólo salpicada por algunos viejos fortines y por las postas o dormideras que el hombre construía para descansar cuando se decidía emprender un viaje a través de los complicados caminos. Las vías de comunicación entre las provincias argentinas dejaban mucho que desear y, prácticamente, no eran más que huellas profundas que se formaban por el ir y venir de los carruajes que transportaban las personas del mismo modo que a las mercadería.

Pero esto no era lo más grave que debía soportar quien se atreviera a emprender la aventura de recorrer las rutas. Los continuos ataques de los indios hacían temer por la vida de los pasajeros por eso era común que arrieros y mayorales viajasen armados para defenderse de esas agresiones.

Para solucionar algunos de estos inconvenientes, hacia 1854, Timoteo Gordillo*, se unió en sociedad comercial con los generales Urquiza y Virasoro para traer de Europa carros, coches e instrumentos de agricultura con el objeto de instalar un servicio de mensajerías y transporte de mercaderías y personas. Para ello solicitó al Congreso que se le donaran terrenos fiscales en las provincias de Santa Fe y Córdoba para:

Arbusto de Espinillo, que dio origen al nombre de la Posta.

"...hacer un camino postal directo que uniese Córdoba y Rosario con estaciones cómodas para pasajeros de cuatro en cuatro leguas; hacer pozos y represas donde no hubiera agua, levantar fortines para defensa contra los indios y otras medidas precaucionales contra los peligros que en esos caminos había..."

Por decretos del 29 de abril y del 6 de agosto de 1856, el Gobierno de la Confederación contrató a los Sres. Rusiñol, Fillol y Timoteo Gordillo y Compañía, para que abrieran un camino entre las ciudades de Córdoba y Rosario mediante una concesión de terrenos que se fijó en una legua cuadrada de superficie para las postas de tránsito y dos para las estaciones. Ambos decretos fueron elevados al Congreso el que, el 28 de septiembre del mismo año, dictó una ley aprobando y autorizando al gobierno nacional para efectuar la expropiación de los terrenos concedidos que pertenecía en parte a la provincia de Córdoba y en parte a la de Santa Fe.

Pronto se practicaron los trabajos de mensura los que fueron aprobados por decreto del 9 de noviembre de 1858.
Timoteo Gordillo afirmó en sus memorias haber fundado en el camino que unía a las dos provincias, 16 postas. La quinta fue la llamada "Espinillo" así bautizada como símbolo de la abundancia de ese arbusto en la zona y estaba ubicada en lo que hoy es El Panal. La posta era una casa fortín que poseía a su alrededor un foso ancho de cuatro metros de largo por tres de profundidad y un puente levadizo. Esta construcción se justificaba pues ese sitio era atacado con frecuencia por los indios, lo que ponía en peligro la vida de los pasajeros.

El nuevo camino --mensurado por los ingenieros Saint Remy y Ladrier- medía setenta y dos Ieguas en línea recta desde la barraca del Progreso, propiedad de Gordillo y ubicada en la ciudad de Rosario hasta la de Córdoba. Esto ahorraba tiempo y esfuerzo ya que recorrer el antiguo trayecto por donde transitaban las mensajerías del Estado implicaba viajar a través de 103 leguas.

Una vez concluido el nuevo camino se resolvió la instalación de las primeras familias que ocuparían las casas edificadas en este trayecto. Por su parte, Timoteo Gordillo fue nombrado por el gobierno Inspector de Postas y Caminos y con ese motivo hizo su primer viaje de exploración de Rosario a Santa Fe pasando después por Córdoba, Jujuy, Santiago del Estero, Tucumán y Salta.

Las postas construidas a lo largo del camino eran los lugares donde se cambiaban los caballos o se pasaba la noche en ellas un corral de ramas, un pozo de agua potable y dos ranchos: uno para alojamiento de los pasajeros y otro para morada del maestro. Los troperos dormían bajo la enramada en que se cocinaba o en la propia diligencia. En estos humildes ranchos que no contaban con las más elementales condiciones de higiene, transcurrían las horas de los viajeros, de los conductores y personal de diligencias y mensajerías. Todo bienestar que pudiera allí encontrarse dependía sólo de la gentileza de las familias que las atendían.

Así nació la Posta "Espinillo". A su alrededor se instalaron las primeras familias que luego, darían vida al poblado.
Las casas que se construyeron en El Panal fueron de barro, pero como el lugar era bajo y anegadizo, la población se desplazó hacia el oeste, a lo que hoy es Villa Argentina.
La vida en aquellas épocas no era fácil, pues muchas veces sus pobladores fueron victimas de los malones indígenas que a su paso destrozaban todo cuando encontraban.

Pero la tenacidad y el esfuerzo puesto por los primeros pobladores al poco tiempo comenzó a dar frutos y lo que, en un principio, empezó siendo una precaria posta pronto se transformó en un poblado con pequeños ranchos y chacras. Allí llegaban carretas llevando y trayendo mercadería y pasajeros, muchos de los cuales se quedaron para trabajar la tierra y labrarse un futuro.
Para estos recién llegados, el panorama que encontraban no era alentador, lo único que tenían era la tierra carente de las mínimas mejoras. No había ningún poblado cerca, excepto Fraile Muerto, en la provincia de Córdoba, a 13 leguas o bien Armstrong, en Santa Fe a 10 leguas en sentido contrario.

Eso llevó a los colonos a tener un sentido solidario: periódicamente se reunían y designaban a los encargados para ir a comprar comestibles a los poblados más cercanos ya mencionados. Este viaje implicaba graves riesgos pues hacia el oeste habitaba el indio y hacia el noreste, cerca del arroyo Tortugas, los gauchos matreros.

La Estación Espinillo

La construcción del Ferrocarril Central Argentino demandó siete años. La obra se inició en Rosario el 20 de Abril de 1863, aún antes que el congreso de la Nación prestara su aprobación al contrato y se fue librando el servicio público por secciones en las siguientes fechas: de rosario a Tortugas, el 1º de mayo de 1866; de Tortugas a Fraile muerto, el 1º de Septiembre de 1866; de Fraile Muerto a Villa Maria, el 1º de septiembre de 1867; de Villa Maria a Chañares (JamesCraik), el 1º de agosto de 1869; de Chañares a Oncativo, el 1º de septiembre de 1869; de Oncativo a Laguna Larga el 1º de febrero de 1870; de Laguna Larga a Río Segundo, el 17 de mayo de 1870; de Río Segundo a Córdoba, el 18 de mayo de 1870.

Cuando el ferrocarril llegó a los limites de la provincia de Santa Fe con Córdoba, Wheelwright invitó a algunos funcionarios públicos, a vecinos destacados de la zona y a varias damas de Rosario para hacer un viaje en tren hasta el Carcarañá. En esa oportunidad un periódico local recordaría el hecho de la siguiente manera: 

"La espesa columna de humo que lanzaba a los aires la locomotora, era la bandera de la civilización desplegada a los cuatro vientos, anunciando al pueblo argentino que el imperio de la rutina y del atraso terminaba ante el colosal invento de Fulton. 
A través de las vidrieras del vagón que nos conducía veíamos perderse en el horizonte lejano, entre las sábanas de la pampa, el pasado sangriento de la República, para dar lugar a una era de libertad, de progreso y de instituciones" 

Como ya señalamos, en septiembre de 1866, comenzaba la colocación del riel desde Tortugas hacia Córdoba. Para entonces se habían recibido dos locomotoras y una de ellas ya estaba funcionando y, constantemente irían llegando desde Europa los buques que transportaban los materiales para la obra. El tren se preparaba así para entrar en la provincia.

Sobre el plano de Allan Campbell, a ciento treinta y siete kilómetros de la ciudad de Rosario y en el tramo de Tortugas a Fraile Muerto estaba señalado el sitio donde había de levantarse la Estación "Espinillo", y que estaba llamada a ser el centro de una poderosa región agrícola ganadera. 

Cuando la línea estuvo terminada comenzaron a llegar los primeros pobladores y como lo había soñado Wheelwright la estación debía ser al poco tiempo "un boulevard de ochenta leguas, a cuyos flancos se alinearían los más hermosos planteles de agricultura y centros coloniales de activo movimiento industrial". La Compañía de Tierras e Inversiones Limitada, se dio a la tarea de fundar colonias en las leguas de campo que, con la obligación de poblarlas, le habían sido adjudicadas en el contrato de concesión.

La Villa Marcos Juárez

El nacimiento de la Villa está unido al nombre de los Tiscornia. Según relata Alfredo Esteban Tisconia, siendo Gobernador de la Provincia Miguel Juárez Celman entre 1880 y 1883, su hermano don Marcos propuso el nombre de Nicolás Tiscomia para concretar la tarea de eliminar los bandidos que operaban en la parte este del Departamento Unión.

Más tarde, en una reunión política se expuso este proyecto y don Pedro Tiscornia (padre de Nicolás) lo aceptó, agregando que para que la colonización resultase exitosa, era necesario garantizar a los colonos el acopio del trigo.
Don Nicolás desde su juventud administraba la estancia "Santa Cecilia", propiedad de su padre, ubicada en la zona de Bell Ville, de la cual era Jefe Político don Marcos Juárez. Allí ambos hombres trabaron una sólida amistad.

El 18 de septiembre de 1887 los vecinos afincados en el lugar, entre los cuales estaba don Nicolás, dirigen una nota al ministerio de Gobierno de la Provincia:

"Espinillos, septiembre 18 de 1887. - Al Sr. Ministro de Gobierno de la Provincia Dr. D. José del Viso.
Señor Ministro:
Los que suscriben, vecinos de este pueblo y sus alrededores, á S.S. con el debido respeto exponen:
Que en vista del progreso de esta localidad que apenas cuenta dos años de existencia y tiene ya ochenta y seis casas, todas de material cocido y forma de azotea; un molino en construcción que molerá doscientas fanegas de trigo diarias, cuyos edificios ocuparan un millón y doscientos mil ladrillos; doce casas de negocio, algunas de bastante importancia y 25 á 30 casas a construirse tan pronto que se tenga material; en vista de todo esto se presentan solicitando al Gobierno de la Provincia que este pueblo sea declarado Villa y con el nombre de
Marcos Juárez".
Solicitan a más que dé conformidad a la ley de municipalidades sea creada en esta Villa la institución municipal, pudiendo ser tomado como su centro la Estación del F.C.C.A.
En vista de la población tan numerosa y de que cada día va aumentando, solicitan por último la instalación de un Juzgado de Paz y el nombramiento de un juez que pueda atender á las necesidades del pueblo y colonias vecinas, que son bastante numerosas para merecer el favorable despacho de lo que se pide -Es justicia etc.-. Dios guarde al Sr. Ministro por muchísimos años".      

En respuesta a esa iniciativa el 19 de octubre de 1887, el Poder Ejecutivo Provincial, ejercido por don Ambrosio Olmos, la elevó a la categoría de Villa con el nombre de "Marcos Juárez". El decreto establecía:

"Considerando: que en la Estación del Espinillo existe la traza de una Villa ejecutada por la Empresa del Ferrocarril Central Argentino, que en ese punto se ha formado un centro de población importante por el número de habitantes como por su movimiento comercial, el Gobernador de la Provincia decreta:
Art. 1) Elévase a la categoría de Villa a la población del Espinillo situada sobre la línea férrea del Central Argentino.
Art. 2) Esta Villa se denominará MARCOS JUÁREZ y tendrá la traza que actualmente se halla delineada.
Art. 3) Comuníquese, publíquese, dése al R.O.A.".

En ese momento Nicolás Tiscornia es designado primer Intendente.

Nicolás Tiscornia, poblador del lugar desde los comienzos de la Villa, participó activamente en la vida política siendo su primer intendente.
* Timoteo Gordillo (1814 - 1884) Precursor del transporte vial en nuestro país, fundador de mensajerías y constructor de caminos.